¿Qué dicen de nosotros nuestros residuos?

A través de todo aquello que tiramos podemos saber cuales son nuestros hábitos, gustos, alimentación que llevamos, los objetos que utilizamos… De la misma manera que en los museos encontramos vitrinas con objetos del pasado que nos dan información de otras culturas, nuestros residuos podrían cumplir la misma función.

Imaginemos que somos arqueólogos del futuro, y que nos encontramos una papelera llena de nuestra ciudad. ¿Qué podríamos saber a través de los residuos de nuestros tiempos? ¿Qué información nos darían?

En Narinan, los niños y niñas se convirtieron en arqueólogos y realizaron un inventario de residuos diversos: botellas, envases, cerámica, elementos de la naturaleza como minerales, conchas de mar y una piña; también antiguos recipientes y objetos como unas gafas de sol o un tubo de snorkel. 

Los niños y niñas imaginaron qué historia les podían contar estos objetos, así como su origen, imaginándonos el tiempo que llevaban en nuestro entorno y el tiempo que perdurarían según el material del que estaba compuesto cada uno. A partir de este inventario de residuos reflexionamos sobre el impacto que tienen estos objetos en nuestro planeta, así como todo lo que pueden decir de nuestros hábitos y costumbres.

¿Pueden tener otra vida los residuos? ¿Qué podemos hacer con ellos para evitar que impacten negativamente en nuestro planeta?

 

 

Andrea Alcaide

El Plantillas Alegre: Los colores en las ciudades

Cuantos colores diferentes hay en la ciudad?Cuáles predominan?

Pensemos en los colores que aportan los elementos vegetales. Cuánto verde y azul hay en la ciudad? Los colores, además, tienen muchas variables que dependen de la luz que reciben y del material que les conforma.

Como vivimos en la ciudad, un espacio frecuentemente gris, distinguimos pocas posibilidades. De la misma manera que los esquimales han aprendido a reconocer muchos matices de color blanco, nosotros podemos entrenarnos para descubrir los colores de la ciudad.

Cómo podríamos transformar los colores de la ciudad?

Cómo nos gustaría que fueran?

Los niños y niñas de Narinan realizaron un inventario de colores verde y azul, los cuales encontramos en la naturaleza y, con menos predominio, en la ciudad.

De esta manera, pensábamos sobre la cantidad de naturaleza y espacios verdes hay en las ciudades y si encontramos estos colores en el entorno urbano.

Mientras explorábamos la profundidad de los colores, los niños descubrían su capacidad de detectar las diferencias entre los colores y las diversas sensaciones que producían cada tono.

Entre todos, a través de la toma de decisión comuna y la colaboración colectiva, creamos este inventario de colores verde y azul, poniendo nombres diversos que representaban las emociones y sensaciones que experimentaban los niños y niñas, incluso recuerdos y vivencias relacionados con estos colores.

Las ciudades tienen una gran variedad de colores, aunque a veces predominen los grises. Los colores verde y azul, los cuales podemos encontrar en elementos de la naturaleza, con todos sus matices y profundidades, nos acercan más a ciudades más verdes, sostenibles y con más biodiversidad.

 

Andrea Alcaide

¿Qué transmiten las postales de nuestras ciudades y pueblos?

Las postales nos pueden transportar a ciudades, pueblos y barrios. Y en las postales aparecen imágenes de entornos más o menos urbanizados, con más o menos zonas verdes y personas.

En ocasiones en las ciudades encontramos calles y zonas embozadas, con mucho tránsito, edificios y personas, pero no se muestra en las postales.

¿Cómo nos gustaría que fuera nuestra ciudad? ¿Qué nos gustaría añadir o quitar?

A través de la creación de postales de nuestra ciudad, dibujamos nuevos espacios verdes, edificios y calles y creamos una nueva mirada de la ciudad y el barrio. De esta manera, pudimos transformar la visión de diversas imágenes del barrio y la ciudad que les llevábamos al grupo de niños y niñas, creando nuevos paisajes a través de las postales.

Gracias a estas postales ahora podemos mostrar una ciudad y un barrio más cercanos y reales, con una mirada más transformadora que quiere mejorar y cuidar las calles, plazas y parques.

 

 

Andrea Alcaide

La Lacillos, Ninot III: El poder de los deseos

En el mundo los países y culturas expresan de maneras distintas los deseos, como en Japón, donde cuelgan los deseos en los árboles.

Ayer con Narinan descubríamos a la Lacillos, la superheroína que, al conocer la tradición japonesa, se quiso convertir en un árbol de deseos y dedicar-se a recoger deseos por las ciudades. Esta superheroína nos inspiró para crear nuestro propio árbol de los deseos, descubriendo así cómo los deseos también pueden transformar y mejorar nuestro entorno.

¿Porqué deseamos? 

¿De dónde surgen los deseos? 

¿Porqué deseamos cosas imposibles? 

¿Deseamos siempre aquello que no tenemos?

¿Los deseos son solo personales o también pueden ser colectivos? 

¿Aprendemos a desear? 

A través de estas cuestiones experimentamos con los deseos y descubrimos cómo, qué y porqué deseamos, diferenciando entre los deseos personales de los colectivos y los deseos materiales de los más emocionales.

Así, construimos un árbol y lo llenamos de mensajes y deseos tanto personales como colectivos, con algún que otro patinete eléctrico, pelotas de fútbol también (jeje). Y dedicamos deseos también para un planeta menos contaminado.

Porqué aprender a desear también nos puede ayudar a transformar nuestro entorno.

 

 

Andrea Alcaide

 

¿Cómo son los edificios en nuestras ciudades?

Esta semana Narinan ha conocido al Rascacielos Parabólico, un Ninot que le tiene cierta tirria a los edificios altos y a los rascacielos. Empequeñece los edificios gigantes y los convierte en minúsculas canicas. Pero se pregunta.. ¿si todas las casas fueran bajitas, podríamos vivir todos en la ciudad y tener zonas verdes?

El taller consistió en crear una ciudad con envases reciclados que simulaban a los edificios, unos más altos y otros más bajos. Además, tenían que añadir zonas verdes en la ciudad, ya que son necesarias para nuestra vida y salud.

La cuestión era… ¿Edificios altos o bajos? ¿Todos altos? ¿O todos bajos? ¿O bien una combinación? Para hacernos una idea de lo que ocupan los edificios en las ciudades, reflexionamos sobre la cantidad de pisos que hay en un edificio grande, uno mediano y uno pequeño. Descubrimos que los edificios altos ocupan menos espacio en el suelo pero ofrecen más pisos que un edificio mediano; En cambio, un edificio mediano cuenta con menos pisos y tienen que construirse uno o dos más de estos edificios para igualar la cantidad de pisos de los edificios altos. Esto nos hizo pensar y repensar nuestra ciudad…

Decidieron construir una ciudad con edificios altos y bajos. La misión, crear una ciudad en la que pudieran vivir el máximo de personas posible, pero sin quitar los arboles que habían plantado ya. Construyeron esa ciudad, pero descubrieron que si todos los edificios hubiesen sido bajos, la cantidad de personas y naturaleza hubiese sido inferior. En cambio, si todos los edificios hubiesen sido altos, hubiésemos tenido más zonas verdes.

La cuestión que se nos vino a la mente: ¿Mejor edificios altos o bajos?

Dejamos esta pregunta al aire para seguir reflexionando sobre una ciudad urbanizada y sostenible para todos.

 

Andrea Alcaide

El Custodiador Lunático. Ninot I y NARINAN

Ayer realizamos con NARINAN el taller del Ninot I, el Custodiador Lunático. Este taller tenia el sentido más romántico de los Ninots. El custodiador lunático es un superhéroe que cuida de la luna y la anima cuando la luna se siente sola y cree que en las ciudades ya no la necesitamos…

Estamos rodeados de luz: en la calle, escuela, en casa, en los supermercados, centros comerciales, cines, etc. Pero, ¿la luz siempre es igual? ¿Es igual la luz natural que la luz artificial? ¿Cómo nos afecta la luz?

Para entender como nos puede afectar la luz, hablamos sobre las emociones. La alegría, el miedo o la tristeza son emociones muy presentes en nuestro día a día. ¿Nos afecta la luz en estas emociones?

Para descubrirlo nos introducimos en el mundo de la luz para descubrir el vínculo con las emociones y, con unas cajas y unas linternas, creamos habitaciones iluminadas, jugando con elementos como el color, las formas y la posición de la luz. De esta manera, exploramos las distintas sensaciones que podemos sentir con las luces.

Ahora es momento de seguir descubriendo como nos afecta la luz en casa, en las calles y en general en nuestros espacios cotidianos.

 

 

Andrea Alcaide

 

Narinan y la Fundación El Milà

Este año nos embarcamos en una nueva aventura de colaboración con la Fundación Narinan, una entidad con un proyecto social familiar que acompaña a niños y niñas del barrio de la Torrassa, Hospitalet de Llobregat.

Nos han concedido un espacio semanal para realizar un taller artístico y reflexivo enmarcado en el proyecto diseñado por Arola Valls. Cada taller esta ligado a un superhéroe y superheroína del libro Cuentos de Ninots, nuestro proyecto el cual ofrecemos des del 2015.

Ayer 8 de enero de 2020 nos presentamos Clara Nubiola y yo, Andrea Alcaide, en Narinan para iniciar el proyecto colaborativo, con el primer taller de bienvenida Los Ninots. Los niños y niñas crearon sus propios superhéroes y heroínas para conservar y proteger el medio ambiente y también para mejorar eso que no les gustó cuando observaron el mural que les llevamos: humos en el aire, suciedad en el mar, muchos coches, etc.

Y recibieron la visita de nuestra querida Sigueme Flautas, quien les entregó los cuentos para que puedan seguir conociendo semana tras semana a los Ninots y sus misiones ambientales.

A partir de aquí se irá realizando un taller cada semana con actividades diversas que mezclaran arte, reflexión, expresión, trabajo en equipo y creatividad, todo esto para fomentar el empoderamiento de los niños y niñas en su propio entorno en relación al medio ambiente más cercano.

Esperamos que este proyecto sea bonito, cercano y que fomente la educación como medio para empoderar a la infancia.

 

Andrea Alcaide

Increíbles supertalleres de Los Ninots

Hola!

Hace un tiempo empezamos a realizar los talleres de “despedida” de los Ninots en los centros que habían hecho el proyecto “Cuentos de Ninots”, tras el éxito del primer taller con diversos centros que nos lo pidieron.

Después de haber hecho diversos de estos talleres los últimos meses, podemos decir que estamos muy contentas de haber visto a niños y niñas disfrutando de la gimcana que les llevábamos con sus actividades.

La actividad que más éxito tuvo fue la de crear una ciudad con material reciclado como botellas, envases de leche, yogures, etc. Al principio los niños y niñas nos miraban con caras curiosas al pedirles que construyeran ciudades como a ellos les gustaría que fueran, y encima con ese material que parecía literalmente “basura”. Pero una vez que  se ponían en marcha, su creatividad volaba y creaban unes ciudades magníficas, con espacios más abiertos, edificios hechos de botellas, piscinas hechas con hueveras, e incluso hicieron una tirolina que cruzaba la ciudad de una punta a otra.. “Qué divertido sería si esto pasara… Y llegaríamos muy rápido a los sitios” , decía una de las niñas que participó en el taller.

También hicimos una actividad que animaba a los niños a usar su cuerpo para crear objetos como una silla, una mesa, una pelota… También les pareció extraño tener que convertirse en algo diferente pero rápidamente se lo empezaron a pasar bomba al ver que podían convertirse en lo que se propusieran. Hubo muchas risas y diversión..

El juego del Pelotas Pasa, uno de nuestros Ninots, también dio mucho de sí, ya que los niños trabajaron en equipo para aprovechar el papel reciclado que llevábamos para que crearan obres de arte. En uno de los talleres los equipos acabaron haciendo una guerra de bolas de papel y pensaron que aprovechando el papel que tenían en sus centros podrían hacer esto de vez en cuando, ya que les encantó. Además, ese papel se podía volver a utilizar una y otra vez.

En definitiva, los centros que participaron en el taller de “despedida” se convirtieron indiscutiblemente en colaboradores ambientales, recibiendo todos los niños y niñas sus medallas oficiales de la mano de la Sigueme Flautas.

Ahora seguimos ofreciendo este taller con muchas ganas a los centros que aun no lo hayan hecho. Así mismo, seguimos ofreciendo nuestro proyecto a cualquier centro que tanga ganas de conocer a nuestros Ninots y sus misiones ambientales.

NO OS CORTÉIS, AQUÍ ESTAMOS PARA LLEVAROS A LOS NINOTS A VUESTROS CENTROS!

#Educación, Arte y Territorio

 

Andrea Alcaide

La fiesta de Los Ninots y sus supercolaboradores !

Empezamos el curso 2019-2010 y un buen día recibimos un email…
Era uno de los centros que los Ninots habían visitado durante el curso pasado y nos preguntaban si no había alguna actividad de cierre, si no nos animaríamos a montar una fiesta “de despedida”.

La idea nos encantó y decidimos animarnos!

Dos centros decidieron unirse a esta fiesta espontánea de clausura y nos pusimos manos a la obra.

Sería una fiesta de clausura pero también una fiesta de reencuentro con los Ninots, para comentar, ver y compartir todo lo aprendido durante el curso.

¿Y cómo hacerlo?

Pensamos que nada mejor que una gincana para “poner a prueba” los conocimientos adquiridos por los niños. No nos interesaban ni los “mira lo que se” ni los “he ganado yo”. La idea era pasar un buen rato con nuestros Ninots y como telón de fondo, siempre, el medio ambiente, el empoderamiento y la transformación de nuestro entorno más cercano.

Diseñamos 12 actividades relacionadas con los Ninots y el medio ambiente y construimos dos dados de cartón gigante. Cada número lanzado al aire, una actividad.

Desde La Fábrica del Sol -un equipamiento de referencia en materia de sostenibilidad y medio ambiente en Barcelona-, nos cedieron un espacio y hacia allí que nos fuimos!

 

 

¿La verdad?

Nos lo pasamos muy bien.

Había actividades de expresión corporal (como la de recrear a partir de nuestros cuerpos algún mueble que el Afilado Remendón pudiera reciclar), preguntas que eran cuentos que nos invitaban a reflexionar o una actividad de creación colectiva a partir del perfil de nuestras manos…

Al final hicimos entrega oficial de las medallas de SUPERCOLABORADORES a todos los niños participantes.

y como la actividad nos ha gustado, HEMOS DECIDIDO HACERLA EXTENSIVA !

· SI POR TU CENTRO YA SEAN PASEADO LOS NINOTS Y QUIERES REALIZAR UNA FIESTA DE CIERRE CONTÁCTANOS!

 

#Educación, Arte y Territorio

Andrea Alcaide

Superchalecos con Back To Eco

El pasado 5 de Junio, Día Internacional del Medio Ambiente, nos motivamos a realizar un taller junto a Back To Eco, iniciativa la cual recicla y reutiliza tejanos antiguos para darles más vida y crear nuevos objetos como bolsas, estuches, monederos, mochilas, etc. El taller se inspiró, por un lado, en el reciclaje, aportando Back To Eco una propuesta de pantalones tejanos convertidos en chalecos; por nuestro lado, desarrollamos la parte pedagógica y reflexiva con los personajes de Los Ninots y sus historias, buscando que los niños, niñas y jóvenes se empoderaran creando sus propios superhéroes y heroínas y diseñando supertrajes con los chalecos tejanos customizados.

Conocieron a la Sigueme Flautas, con su nuevo traje denim reciclado, y también pudieron conocer a los otros superhéroes y heroínas del libro Los Cuentos de Ninots, quienes les inspiraron y animaron a crear a sus propios superhéroes y heroínas y hacerles un traje que les representara: un superhéroe cuidador de animales, una superheroina del agua, etc.. Con cartones reciclados, tejanos y pintura, pudimos desarrollar un taller creativo, artístico, experimental y educativo/reflexivo.

Unimos reciclaje y reflexión a través del arte y la experimentación, para  así potenciar la creatividad, la imaginación y el empoderamiento. Quisimos dar pie al repensar nuestro entorno y las problemáticas ambientales que nos rodean, a través del reciclaje, la imaginación y la expresión plástica como ejes principales del taller. En la imagen se pueden ver los chalecos que costumizarón los niños, niñas y jóvenes que participaron. Sin duda, unas creaciones originales y únicas.

El resultado del taller con Back To Eco fue una experiencia muy enriquecedora tanto para los jóvenes participantes como para nosotros. Con el taller generamos un espacio de intercambio, imaginación, creatividad y reflexión, invitando a los niños, niñas y jóvenes a experimentar en primera persona el reciclaje, la expresión plástica y el arte, buscando fomentar el aprendizaje, el autoconocimiento y la creatividad. Con el desarrollo del superhéroe/heroína y la costumización del chaleco, motivamos a los niños, niñas y jóvenes a conocer las problemáticas medioambientales, repensar nuestro entorno y acercarnos a iniciativas y acciones tan importantes como el reciclaje, la educación ambiental o el arte como herramientas pedagógicas.

Todo esto fue posible gracias a Back To Eco y todo su equipo, así como también gracias a Clara Nubiola y yo, Andrea Alcaide, como intérprete de la Sigueme Flautas, tallerista y escritora de este texto. Esperamos poder seguir desarrollando talleres como estos con cualquier otra iniciativa interesada en realizar colaboraciones enriquecedoras y creativas.

Andrea Alcaide

#Educación, Arte y Territorio