¡Las calles en nuestros barrios quieren más vida y diversión!

Las plazas, las calles y los parques no siempre tienen tanta vida como querríamos. Paulatinamente, los espacios comunitarios han ido desapareciendo en las ciudades para dar paso a carreteras, plazas de parquing, edificios y más edificios.

Pero nuestra superheroína Festín Feliz quiere hacer que vuelva la vida y la diversión a nuestras calles y barrios, invitiando a la gente a salir a jugar, bailar, cantar y participar con la comunidad.

Nos gustan las calles decoradas, con vida, música y diversión cuando hay celebraciones, pero no siempre podemos disfrutar de ellas, solo en ocasiones especiales. ¿Y qué podríamos hacer para fomentar más vida en las calles?

A partir de esta reflexión propusimos a los niños y niñas de Narinan que creasen entre todos obras de arte para imaginar barrios y calles más vivos. Y esto lo hicimos a través de la técnica del cadáver exquisito, inventado por los artistas surrealistas de principios del siglo XX, que consistía en crear una obra con la participación de diversos autores, aportando cada uno de ellos una parte de la obra sin haber visto las aportaciones de los demás. De esta manera surgían obras de arte cursiosas pero significativas, como esta de Yves Tanguy, Joan Miró, Max Morise y Man Ray.

Realizamos tres tipos de cadáveres exquisitos, uno literario, uno dibujado y otro con la técnica del collage. Dividida en tres partes la cartulina, cada niño participaba en una de las partes de la obra, aportando su creatividad e imaginación.

El resultado fue una serie de obras que nos invitaban a pensar en nuestros barrios y calles con más espacios para jugar, más fiestas y celebraciones, música y diversión.

Entre todos crearon estas obras de arte colectivas, que fomentaron el trabajo en equipo y la colaboración, haciéndonos repensar la importancia de participar en la comunidad y trabajar en conjunto para realizar actividades que no sería posible desarrollar sin la ayuda de los otros.

¡Por unas calles y barrios con más vida y diversión!

 

Andrea Alcaide