¿Cómo son los edificios en nuestras ciudades?

Esta semana Narinan ha conocido al Rascacielos Parabólico, un Ninot que le tiene cierta tirria a los edificios altos y a los rascacielos. Empequeñece los edificios gigantes y los convierte en minúsculas canicas. Pero se pregunta.. ¿si todas las casas fueran bajitas, podríamos vivir todos en la ciudad y tener zonas verdes?

El taller consistió en crear una ciudad con envases reciclados que simulaban a los edificios, unos más altos y otros más bajos. Además, tenían que añadir zonas verdes en la ciudad, ya que son necesarias para nuestra vida y salud.

La cuestión era… ¿Edificios altos o bajos? ¿Todos altos? ¿O todos bajos? ¿O bien una combinación? Para hacernos una idea de lo que ocupan los edificios en las ciudades, reflexionamos sobre la cantidad de pisos que hay en un edificio grande, uno mediano y uno pequeño. Descubrimos que los edificios altos ocupan menos espacio en el suelo pero ofrecen más pisos que un edificio mediano; En cambio, un edificio mediano cuenta con menos pisos y tienen que construirse uno o dos más de estos edificios para igualar la cantidad de pisos de los edificios altos. Esto nos hizo pensar y repensar nuestra ciudad…

Decidieron construir una ciudad con edificios altos y bajos. La misión, crear una ciudad en la que pudieran vivir el máximo de personas posible, pero sin quitar los arboles que habían plantado ya. Construyeron esa ciudad, pero descubrieron que si todos los edificios hubiesen sido bajos, la cantidad de personas y naturaleza hubiese sido inferior. En cambio, si todos los edificios hubiesen sido altos, hubiésemos tenido más zonas verdes.

La cuestión que se nos vino a la mente: ¿Mejor edificios altos o bajos?

Dejamos esta pregunta al aire para seguir reflexionando sobre una ciudad urbanizada y sostenible para todos.

 

Andrea Alcaide