Una niña de la Fundación Marianao crea la superheroína cuidadora del amor

Los niños y niñas del Centro Abierto Marianao abrieron las puertas a los Ninots. Los niños y niñas no creían que estos personajes podían ser superhéroes y superheroínas, ya que no volaban, no tenían superfuerza ni rayos X en los ojos. Poco a poco empezaron a descubrir que estos personajes sí eran superhéroes y superheroínas que cuidaban de nuestras ciudades. Y nosotros descubrimos que ellos también lo eran!! Nos dijeron que ellos recogían las cacas de sus perros, que reciclaban mucho material para crear nuevos objetos y cuidaban de las plantas de su barrio.

Los niños crearon superhéroes y superheroínas muy interesantes, como un superhéroe que cuidaba de los animales y los protegía, o una superheroína que cuidaba del amor. De repente, sintieron ruidos cerca de donde eran .. ¡La Sígueme Flautas! Qué sorpresa se llevaron los niños al ver aquella superheroína tan bromista y risueña. Con su gran flauta, les tocó su melodía para acompañar a los niños de la escuela en casa. Los niños disfrutaron mucho con la visita de esta superheroína, y compartieron con ella los nuevos superhéroes y superheroínas que habían creado.

Los niños y niñas de Marianao se han dado cuenta de que son también superhéroes y superheroínas como los del cuento de los Ninots. ¡Que contentos que estaban con el cuento! Y quieren continuar conociendo sus superhéroes y superheroínas y sus superpoderes que emplean para cuidar de la ciudad.¡ Seguro que algún día se volverán a cruzar!

Hasta pronto Marianao